Templo del Santo Niño Perdido

09:26 Montse Romo 0 Comentarios


bonitoleon.com: La Voz de León

Por Christian Rendón

Cada seis de enero, en la capilla más antigua del Barrio Arriba, hoy el templo del Santo Niño Perdido, se hace una celebración, pues además de ser el día de los Reyes Magos, el recinto religioso tiene mucho que contar. 

La historia cuenta que la noche del 30 de diciembre de 1852, mientras que León dormía con tranquilidad, un criminal de nombre Facundo Esparza, robó los vasos sagrados, un copón de hostias consagradas y la custodia, el sacrilegio al día siguiente causó una psicosis multitudinaria. 

Fue tanto el impacto que se descubrió la ladrón y se recuperó el botín en un basurero a la orilla del barrio, por lo que se construyó el templo a nombre del Santo Niño Perdido y se fusiló al delincuente después del juicio sumario en 1853.

De acuerdo a información del Archivo Histórico de León, la historia se ha convertido en leyenda, pues la noticia del robo trascendió en más lugares del país, incluso, hubo medios nacionales que informaron del suceso. 

Un año más tarde, el dos de enero de 1853, se efectuó una procesión con el Santísimo y el día seis se encontraron las hostias y el copón robadas y para perpetuar el hecho, varios vecinos optaron por construir el templo. 

Te recomendamos:

Los terrenos donde se edificó la iglesia eran de los vecinos José Manuel Díaz y María de la Luz Torres y la obra inició en 1856 con un monto de mil 500 pesos entre vecinos y sacerdotes. 

Hoy el templo tiene más de 160 años y se ubica entre las calles angostas del Barrio Arriba, a decir de los vecinos casi no se abre, pues ya es muy vieja, incluso de afuera de puede ver desgastada, pero es de mucha tradición para la gente del Barrio.


0 comentarios: