El Santuario de la Soledad

09:22 Montse Romo 0 Comentarios


bonitoleon.com: La Voz de León

Por Christian Rendón

En León, el legado de la Virgen de la Soledad data de 1580, cuando don Antonio Rodríguez de Lugo donó la devoción para que se construyera la Ermita de la Soledad, símbolo de las primeras advocaciones marianas en la Villa de León. 

De acuerdo a documentos del Archivo Histórico Municipal, cuando se fundó la Villa en 1576, Alonso Espino, el primer sacerdote de León, ocupó la primera iglesia que se ubicaba en la esquina de la calle hoy Madero y Plaza principal. 

BonitoLeoìn 700x400

Después, en el centro de San Sebastián, se edificó la segunda iglesia de la Villa y el tercer lugar lo ocupó la parroquia denominada “Ermita de Ntra. Sra. De la Soledad” a fines del siglo XVI, por 1595, por el entonces Alcalde Antonio Rodríguez. 

El documento más antiguo que testifica la construcción de la parroquia data del 22 de diciembre de ese mismo año, pues el entonces mayordomo de la iglesia el Sagrario, declaró que la voluntad del Alcalde se había cumplido, pues se estaba construyendo la Ermita y fue terminada entre 1625 y 1626.  
Tanto la Ermita como la parroquia que se consideraban edificio separados, fueron lentas por la falta de mano obra pese a que trajeron indios para que trabajaran en su construcción, además de que eran pocos los pobladores en la Villa. 

Por muchos años la Ermita permaneció primitiva en su estilo arquitectónico hasta que en 1806 se le hizo una remodelación por un devoto anónimo y se le agregaron dos capillas que forman un crucero con el Sagrario Corazón de Jesús y de Guadalupe, el primero de estilo neoclásico. 

Te recomendamos:

El pórtico de la entrada del Santuario es neoclásico con un arco romántico y columnas griegas, aunque la parte alta remata con una ventanal romántico que da luz al coro antiguo y en las paredes de la entrada tiene sus característicos azulejos traídos de Dolores Hidalgo. 

El atrio del Santuario fue parte del gran cementerio de la Villa y tenía 3 entradas de las cuales sólo quedan dos, entre ellas la principal, en el mismo atrio estaban las oficinas y en la parte de arriba colocaron estatuas de apóstoles. 

A la altura del pasillo de las ánimas se construyó el salón de reuniones y fue en 1967 cuando fue elevada a categoría de Santuario para premiar su antigüedad, por lo que hoy es uno de los recintos más importantes de la ciudad.


0 comentarios: