Leyendas de León: El tesoro de los Arrieros

09:34 Montse Romo 0 Comentarios

Foto: Panoramio
bonitoleon.com: La Voz de León

Cuenta la leyenda que en San Judas, una comunidad ubicada en los límites de San Francisco del Rincón, perteneciente al municipio de León  y que era atravesada por dos caminos reales, pasaban constantemente arrieros con ganado y otros productos para venderlos en Silao, San Fco. y León y cuyas ganancias eran escondidas en sacos de cuero.

Antes de pasar por San Judas eran asaltados, algunos perdían la vida y eran arrojados con todo y animales a las norias secas mientras que sus tesoros eran enterrados.

8ff8f89a-8324-4c1a-8727-30169a41d353

En la época de la Revolución, un par de arrieros fueron detenidos por los Carrancistas y les preguntaron de qué bando eran, a los que ellos respondieron villistas suficiente para que les arrancaran la vida a balazos.

Los cuerpos fueron sepultados en la capilla de San José del Resplandor, tiempo después, se aparecía un hombre vestido de blanco y cuando se le preguntaba quién era, él respondía: "Soy arriero y vengo del Sauz de Armenta y voy para León". Cuando finalmente se quemaron los restos, dejaron de ocurrir estas apariciones.

Te recomendamos:

Una vez más, unos arrieros fueron asaltados y asesinados y las barras de plata que traían fueron enterrados en la noria de Don Chon.

Se dice en la comunidad de San Juan hay tesoros enterrados en varias partes y que alumbran las noches de los tres jueves mayores; jueves santo, jueves de Ascensión y jueves de Corpus y que las almas de estos arrieros han impedido que sean encontrados.







0 comentarios: