Cómo llegó la pintura de la Virgen de la Luz a León

09:29 Montse Romo 0 Comentarios

Foto: Diversidad Cultural
bonitoleon.com: La Voz de León

La Patrona de la ciudad está ubicada en uno de los edificios emblemáticos de Bonito León, Catedral. Pero te has preguntado cómo fue que llegó a nosotros, aquí te lo contamos.

El padre Juan Antonio Genovesi, ardiente devoto de María, rogaba a la Virgen que le mostrada la forma en que deseaba ser venerada. Que le ayudara a tener una imagen que le sirviera como guía y protectora de las misiones.

banner_bonito_león_sep16_B-03

El padre acudió a una dama que tenía revelaciones divinas para que le ayudara, una mañana después de comulgar, la dama vio una luz sobrenatural y en ella a la Virgen rodeada de ángeles. La Virgen le explicó la forma en que quería ser representada, con el título de Madre Santísima de la Luz, para cumplir lo que le pedía el padre Genovesi.

Para el año de 1732 le llegó de Sicilia al jesuita Genovesi un lienzo hecho en Palermo en 1722, con la imagen pintada de la Virgen de la Luz.

Queriendo propagar el culto a dicha advocación, este sacerdote decidió sortearla entre todas las fundaciones recientes de la Compañía de Jesús de la Nueva España. 

Te recomendamos:

Tres veces se llevó a cabo el sorteo de la pintura, ya que había tres colegios Jesuitas: en León de España, León de Francia, y León de la Nueva España. Siendo elegida el hospicio de León, la pintura de la Madre Santísima de la Luz llegó el 2 de julio de 1732, aclamada como patrona y protectora de la Villa de León.

De acuerdo con la disposición testamentaria del difunto fundador del hospicio, rápidamente en la capilla de los jesuitas se arregló el altar, donde la pintura fue colocada el 15 de agosto, iniciándose y fomentándose el culto a la Virgen de la Luz, tan alentado por los jesuitas.





0 comentarios: