Los árboles de más de 90 años del jardín de San Juan de Dios

09:46 Montse Romo 0 Comentarios



bonitoleon.com: La Voz de León

Por Christian Rendón

Son frondosos, abrazadores, un tanto viejos pero sanos y fuertes: los laureles de la india que parecen gemelos plantados desde hace unos 90 años en el Jardín de San Juan de Dios, a diario le regalan sombra a decenas de personas que visitan el tradicional barrio con hasta 30 metros a la redonda cada uno, equivalente a su follaje. 

Apenas das paso al jardín y la vista es de postal, la iglesia con arquitectura de los juaninos , orden de sacerdotes y blanca de color, se acompaña del azul del cielo y los árboles más viejos del barrio que miden hasta 30 metros de altura, además de otros que se acaban de plantar como el sabino o ahuehuete y un tabachín que queda enfrente de las nieves. 

8ff8f89a-8324-4c1a-8727-30169a41d353

Hace dos años un tercer árbol con más de 100 años de vida y mismas características, murió luego de ser infectado por una plaga, le rindieron homenajes, visitas y hasta marchas para recordarlo como parte de la historia de León. 

De acuerdo a información del director de Parques y Jardines, Juan Ignacio Rábago Virgen, estos árboles pueden durar hasta 160 años, es decir, están en su edad plena, primero fueron jóvenes en sus etapas crecimiento y desarrollo y entre los ocho y 10 años pasaron a ser adultos. 


Es por eso que ya no necesitan cierta cantidad de agua para sobrevivir, desde los seis años sus raíces comienzan a expandirse en la tierra y eso les ayuda a hidratarse, aunque entre más follaje y dependiendo de la etapa del año absorben más agua, en primavera y verano evotranspiran más que en invierno. 

Te recomendamos:

Los árboles están en buenas condiciones, con frecuencia se riegan y podan y se les planta flor ornamental, de esa que adorna, son resistentes al clima y no cuentan con riesgos de que tengan plagas o estén infectados. 

Los laureles de la india son un regalo para que los visitantes que acudan al jardín a tomar una nieve se sientan protegidos por su sombra, los defienden del sol e incluso de la lluvia, están macizos.


0 comentarios: