Historia del transporte urbano en León. Parte 3

17:53 Montse Romo 0 Comentarios

Foto: Jorge Muñoz
Para dar un servicio adecuado a las necesidades del momento, la Línea Centro Garita aumentó sus recorridos, ampliaron rutas situando su base en la Garita y ofreció el servicio de traslados con un total de 12 camiones. 

Para 1944 se intentó introducir una línea de primera categoría, pues las que circulaban eran de segunda por los viejos modelos en activo, así se compraron camiones usados en EUA que se encontraban en mejores condiciones para el servicio. 

Se introdujeron algunos cambios con el propósito de mejorar, ofreciendo mayor comodidad en el servicio con asientos acojinados e individuales y mostrar una buena imagen del chofer, el cual debía vestir un uniforme y permanecer aseado durante la jornada laboral. Esto se vio reflejado en un aumento en la cuota por pasaje.

Te recomendamos:

La Línea de primera fracaso y tuvo que volver a cobrar una sola cuota. No se tomó en cuenta que el chofer era el responsable de reparar en el momento las fallas físicas y mecánicas de camión, lo que hacía difícil conservar en buenas condiciones el vestido. Para esta década el precio del pasaje ya era más elevado, pagaban entre 12 y 15 centavos. 

El señor Miguel Gutiérrez Salas, ofrecía el servicio del transporte con un camión Dodge a Los Castillos e Ibarrilla, que entonces era comunidades rurales; con ello se inició el servicio de transporte público suburbano.

La Segunda Guerra Mundial afectó a los camiones con la escasa producción de llantas, para solucionar este problema y repararlas se les introducía un fierro caliente para después meterles tornillos. Así se sostenía lo que se denominaba como huarache.

La utilización del transporte en el siglo XX condujo a León a cambios drásticos, el ferrocarril y los tranvías fueron sustituidos por el transporte urbano, foráneo y de carga.




0 comentarios: