La expulsión de los españoles en León

09:29 Montse Romo 0 Comentarios

Foto: Portal Académico
A la consumación de la independencia, la presencia de los españoles en territorio mexicano se empezó a ver con desconfianza, en virtud de las intentonas de Fernando VII por reconquistar la preciada gema que representaba para su corona la Nueva España.

La legislatura de Jalisco fue la primera que expidió un decreto de expulsión en 1823, luego la del Estado de México y posteriormente en el resto del país.

El Congreso de Guanajuato, en decreto número 67 de 18 de marzo de 1829, promulgado por el gobernador Carlos Montes de Oca el día siguiente, dispone en su artículo °1:
"Todos los españoles que habitan en el estado, saldrán de su territorio dentro del término de 30 días, contados desde la publicación de esta ley..."

Te recomendamos:

En León cobró tanto auge esta cuestión que en 1829 había dependencias municipales encargadas de expulsar a los españoles, y en el lema de la correspondencia oficial se lee: "Dios, Libertad y Expulsión general de los Españoles".

En octubre de 1841 se pide al Ayuntamiento una lista de españoles y otros extranjeros residentes en la ciudad, la cual se empieza a formar el 15 de noviembre de ese mismo año.

Este registro informaba a los españoles que aquí residían de la siguiente manera:
Francisco Ruedas. 50 años, llegó en 1815, en las tropas expedicionarias, como Sargento del regimiento de Voluntarios de Barcelona. Casado con mexicana, fue exceptuado de la expulsión.

En los años siguientes al decreto de expulsión emigraron, con todo y sus valiosos caudales, gran cantidad de peninsulares, al no gustarles la forma republicana de gobierno en que se constituyó la Nación, que por decreto de 2 de mayo de 1826 les abolió definitivamente los títulos nobiliarios.




0 comentarios: