La zapatería más grande del mundo. Las Ferias de los años 80.

11:42 Montse Romo 1 Comentarios

En 1980 se establecieron nuevas propuestas feriales como crear una imagen institucional para el evento e invitar espectáculos internacionales. En lo que respecta a la primera, muchos recuerdan el famoso leoncito que identificó la Feria hasta 1986, seguida de diversas variaciones de la figura del león.


Con la llegada del nuevo milenio, el rey de la selva cedió su espacio al arlequín, que debutó en el año 2000.149 En los festejos de León 80, las principales figuras del toreo de México y España integraron los cuatro carteles que presentaba la Feria de León 80.

El Domo de la Feria se inauguró con Raúl Velasco en 1986. El lic. Corrales Ayala, Gobernador del Estado, presidió la ceremonia junto con el señor Manuel Ortega Barrueto, administrador de la Feria. Siempre en Domingo era la gran atracción de carácter televisivo del espectáculo en ese momento y se presentaban olas de gente.

El mismo día de la inauguración se venció una malla ciclónica sin ninguna muerte que lamentar, pero sí con muchas personas en el hospital y trasladadas en ambulancia. En ese período se inauguró la Zapatería Más Grande del Mundo, espacio del Centro de Convenciones que rentaba la Feria en la primera planta. 

Te recomendamos:

Eran unos circuitos cerrados enormes en los que la circulación se hacía pesada y peligrosa. Aumentaron las ofertas culturales, se aprovecharon otros espacios y se adaptaron foros provisionales en distintos puntos de la ciudad, a fin de que toda la población disfrutara de la máxima fiesta de la ciudad. 


Durante ese período se hicieron ampliaciones y mejoras en las instalaciones de la Feria y también se incrementó la variedad y calidad de los espectáculos. Cada año los mejores juegos mecánicos de México eran montados en el área destinada para ello y además un Palenque de Gallos más grande y funcional.

El control que tenía el señor Alfonso Patiño en la concesión del Palenque fue permitiendo la asistencia familiar y de todas las clases sociales; además de las peleas de gallos. Entre los espectáculos de los ochentas, ganaron celebridad los Pilotos Infernales de Francia, las Fuentes Danzarinas de Nueva York, las Mulas Clavadistas, un show de leñadores provenientes de Canadá y el Hombre Cohete. 

En 1986 se instituyó la tradición de que el programa del Teatro del Pueblo fuera coordinado por alguna radiodifusora, por lo que se incrementaron las posibilidades de que el público estuviera cerca de sus artistas favoritos.

Con información del libro "Nuestra Feria: Identidad, Tradición, Cultura, Exposiciones y Diversión en León".


1 comentario:

  1. Creo que tienen qque poner créditos y fuentes para publicar estas fotograías. Es de todos esta historia, no hay propietario, sin embargo, es muy importante referenciar un trabajo de investigación . Adriana Ortega Z adrianaozqhotmail.com

    ResponderEliminar